Búsqueda usando este tipo de consulta:



Buscar sólo estos tipos de registro:

Registro
Archivo
Colección
Simple Page
Exposición
Página de Exposición

Búsqueda Avanzada (sólo registros)

El purgatorio

khkj.PNG

Dublin Core

Fuente

El purgatorio

El hospital se desprenden lamentos comunes, que se padecen bajo la incertidumbre de la muerte, en donde la agonía reina, esta se hace más presente en cuidados intensivos, los cuartos son blancos como si se prepara a los pacientes para librarlos de todo mal, en una especie de acuerdo tácito, en el que reina la pureza, tal vez así sea más fácil redimir las almas, acá me siento como la ayudante de esas almas, especialmente en épocas de pandemia, puedo leer en sus ojos toda la culpa, sobre todo en los pacientes terminales, siempre se preguntan ¿Por qué a mí?, ¿Qué hice mal? ¿Qué estoy pagando?, ¿Por qué si todavía soy joven?, ¿Por qué ya no se oye mi voz como antes?, ¿Por qué mi cuerpo se dilata de forma tan intensa en medio de estas paredes?, ¿Por qué simplemente no me muero para dejar atrás tanto sufrimiento?

Ni siquiera sé porque aún me aprendo los nombres de todos, es como una maldición tener esta memoria y saber cómo se llaman todos los fallecidos que he tenido que ver y asistir, algunos sé que se irán al infierno y otros probablemente  se irán al cielo, o tal vez exista un hospital, a donde van los que no pertenecen a ninguno de esos mundos, yo iría allí, al purgatorio, siempre me siento en ese estado de tránsito, como si no perteneciera a ninguna parte, enajenada, ausente, tal vez por eso soy enfermera. 

Ayudo a los demás, pero nadie me ayuda y mi vida es irremediable, todavía pienso cuando mi papá vivía en el campo y nadie podía ayudarlo, estábamos a kilómetros del puesto de salud más cercano, y se murió en mis brazos, tal vez por eso esta es mi vocación, al menos es la razón de que ahora este en esta ciudad tan decadente.

Tengo que acercarme al cuarto de Susana, su esposo está allá y ella se encuentra meditabunda, no le ha sentado bien estar en el hospital, sus ojos revelan más de lo que ella piensa, suele mirarme fijamente, al doctor, a su esposo, siempre está analizando, creo que intuye que su muerte está próxima, llora constantemente, cuando la escucho desbordarse espero que se le pase para entrar, a excepción de que se este ahogando, no me gusta consolar a los enfermos, tengo la certeza de que no encontraré las palabras precisas para hacerlo, nadie los puede entender, ni siquiera yo que habito este lugar que está tan conectado con mi ser, la enfermedad es como el desamor cada uno lo sufre a su manera. 

Puedo leer sus pensamientos, trata de adivinar cómo será la vida de su familia sin ella, pero no logra hacerlo y se frustra, extraña a su hijo, la escuché haciéndole reclamos a su esposo, él no quería llevarle la contraria, pero se ve agotado de toda esta situación, noto que me mira siempre que me ve en los pasillos, como si tratara de encontrar un alivio a la situación que está atravesando, tal vez intuye mis pensamientos. 

No puedo olvidar nada de lo que pasa en el hospital, en cambio cuando llego a casa y mamá me pregunta donde dejéalgo, siempre lo olvido. Pero si el doctor me pregunta por algún instrumento, el nombre de un paciente, su edad, su cuadro, su medicación… todo lo tengo presente, realmente no soy feliz entre estas paredes, pero tengo la certeza de que es lo único que sé hacer bien y que nací para esto. 

Archivos

Para citar

Liseth Daniela Salazar Martínez y Estudiante de la Maestría en Lingüística aplicada del español como lengua extranjera, “El purgatorio,” Catálogo de Obras Artísticas, revisado 1 de junio de 2020, https://catalogodeobras.javeriana.edu.co/catalogodeobras/items/show/480.

Social Bookmarking

Insertar

Para insertar este registro en su página web copie el siguiente código:

Desarrollado por MangleRojo. | Con la tecnología de Omeka.

Imagen de fondo ORO, autor Iván Rickemann.