Búsqueda usando este tipo de consulta:



Buscar sólo estos tipos de registro:

Registro
Archivo
Colección
Simple Page
Exposición
Página de Exposición

Búsqueda Avanzada (sólo registros)

Mi hogar en cuarentena

jnj+.PNG

Dublin Core

Fuente

Llegaron los días inertes, los días que se fusionan en uno solo, los días en los que pierdo la noción del tiempo pues ya no siento sueño o hambre, no sabría decir que hora es, y desde hace tiempo ya que no me fijo en cómo avanza el reloj.

Hay momentos en los que el día en los días se detienen, y son cuando llegas tú, con tanta fuerza como para ir en contra de leyes del universo, no solo el tiempo sino la muerte.

Te recibo con la misma invitación de siempre, entra, la puerta está rota. Entra, no es necesario que te limpies los pies, deja tus huellas en cada lugar que desees.

No encontrarás quien te lo impida, todos han abandonado mi morada, pero no te preocupes, nunca me he sentido solo, bueno, a veces cuando te vas.

Di algo, hace días que no he escuchado ninguna voz, ni si quiera la mía, tengo miedo a que la oscuridad me responda.

Deja tus maletas, déjame cargar con tu peso, me servirá de ancla pues siento que cada día me elevo más del piso, me siento leve, efímero, vacío.  

Puedes quedarte una noche e irte sin despedirte, aun puedo ofrecerte calor para que duermas placenteramente, mi piel se mantiene cálida a pesar de que mis entrañas se estén congelando, asumo que es porque la llama interna se ha ido debilitando.

Ven, entra, tienes que venir, yo no puedo separarme de este agujero, mi corazón está unido de él, ambos retumban cada tanto para recordarme que estoy vivo. 

Dame luz, dame calor, dame vida. Hay días en que el silencio me ensordece, si mi azul se vuelve gris, intento mirar el mundo con otros ojos, abro la ventana y puedo escuchar la lluvia, pero no puedo sentir las gotas en mi rostro.

Dime cuando todo esto termine, dime cuando podré salir de aquí, cuando te podré ver bajo un nuevo sol. Cuando empieces a visitarme por deseo y no por compromiso, no te preocupes, ahora soy más fuerte. Solo yo soy tan fuerte para herirme, nadie es tan fuerte para lastimarme.

Los días inertes están por terminar comentan, pero recomiendan que todos se queden en casa. ¿todos?, ¿quienes son todos, quien vive conmigo?, estoy solo yo, ¿o no? A veces converso con otro como para que el eco del silencio no me aturda, a veces le escribo a mis deseos de vivir que me visite más frecuentemente, pero esencialmente soy solo yo, ¿o no?

Los últimos días de cuarentena he decido dormir más y dejo que el otro se levante mientras descanso, así el otro controla mi cuerpo, hace las necesidades básicas, y me he acostumbrado, el otro no siente hambre, sueño o emociones. El otro no le teme a la muerte, y lo más sorprendente, no te extraña.

Los días inertes finalizaron, y no he sabido nada de ti. Realmente no tengo ganas de salir sin antes verte, sin antes recordar que es un ser humano, como es sentir que alguien te vea. Después de una larga ausencia comprendo que no dejaste de venir porque también te refugiaste, porque has decido quedarte en casa, sino que ya has salido, como los otros, como todos. No recibí el mensaje, bueno. Un día más encerrado, desde que nací ya van nueve mil cuatrocientos noventa. Pensé que me quedaría con ms nuevas compañías, sin embargo, también han decido salir a explorar el mundo, con el aliento que me sobra, descargo todo el sonido que almacené en estos días y les digo: ¡Quédense en casa maldita sea!, vuelvan a mí por favor, por favor quédense en casa. Y esas son las últimas palabras que nadie escuchará, a excepción de mi cordura y mis ganas de vivir

Mi carne se torna inerte, fría, mi último soplo de vida se mezcla con el aire de la ciudad, recorre calles llenas de gente sin rostro, aunque cabe la posibilidad de que llegue a alguien que pueda sonreír con los ojos, me pregunto si mi aliento les dará frío o calor. Dejé abierta la ventana, hace tiempo que no sentía la lluvia.

 

Archivos

Para citar

Sebastián Vizcaíno y Residente de Psiquiatría, “Mi hogar en cuarentena,” Catálogo de Obras Artísticas, revisado 1 de junio de 2020, https://catalogodeobras.javeriana.edu.co/catalogodeobras/items/show/473.

Social Bookmarking

Insertar

Para insertar este registro en su página web copie el siguiente código:

Desarrollado por MangleRojo. | Con la tecnología de Omeka.

Imagen de fondo ORO, autor Iván Rickemann.